Imágen del desierto del Sáhara con Catalunya superpuesta

La DANA arrastra una nube de polvo del Sáhara hacia Cataluña

El Meteocat ha alertado que el cielo de Cataluña podría quedar cubierto de polvo a causa de esta circunstancia meteorológica

En los próximos días, la región entre el golfo de Cádiz y las Islas Canarias se verá influenciada por la presencia de una borrasca aislada en altura (DANA), según informan los meteorólogos. Este fenómeno meteorológico traerá consigo vientos del sur que transportarán partículas de polvo desde el desierto del Sáhara hasta áreas tan lejanas como la península Ibérica y Cataluña.

La borrasca, que se moverá de manera irregular entre el golfo de Cádiz y las Islas Canarias a lo largo de esta semana, creará las condiciones propicias para que el polvo africano alcance Cataluña con relativa facilidad. Este polvo, que tiene su origen en el desierto del Sáhara, es transportado por vientos enérgicos generados por situaciones atmosféricas específicas, los cuales lo incorporan al aire y lo llevan a grandes distancias.

Aunque durante el fin de semana se espera que la borrasca se desplace hacia Marruecos, lo que podría implicar una disminución en la influencia del polvo sahariano sobre Cataluña, las áreas del suroeste de la península Ibérica podrían experimentar aún su presencia. Sin embargo, no se descarta un cambio en esta situación con la llegada de la Semana Santa.

Al inicio de las festividades de Semana Santa, se prevé un cambio de patrón meteorológico. Aunque la incertidumbre aún persiste, algunos pronósticos indican la posibilidad de que una borrasca atlántica traiga consigo un aire más fresco e inestable hacia Cataluña. Este cambio podría significar el final de la influencia del polvo sahariano sobre la región, ofreciendo un respiro a los habitantes y visitantes.

El polvo afectará a la calidad del aire

El desplazamiento de polvo proveniente del Sáhara que se dirige hacia el Mediterráneo altera la calidad del aire principalmente en España, según un seguimiento realizado al
respecto por el Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS), durante una invasión anterior de polvo africano. 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) aseguran que el polvo del Sahara puede ser perjudicial  para tu salud: “Las partículas pueden inhalarse y acceder a los pulmones y al torrente sanguíneo, lo que podría desencadenar ataques de asma en personas que padecen este trastorno y agravar otras enfermedades respiratorias. El polvo del Sahara empeora la calidad del aire y aumenta los niveles de partículas (en inglés) en el aire”.

Según los CDC, al igual que con el humo de los incendios forestales y otra “contaminación por partículas”, entre las personas con mayor riesgo de salud se encuentran los adultos mayores, los niños y los bebés, aquellos con enfermedades pulmonares subyacentes (como el asma) y quienes tienen enfermedades cardiopulmonares crónicas, incluida la EPOC. En EE.UU., el fenómeno meteorológico suele alcanzar su punto máximo desde finales de junio hasta mediados de agosto y suele limitarse a los estados del sur y el Caribe.