Uno de los edificios de la compañía eléctrica

Endesa extendió el bono social a 144.600 viviendas en Cataluña en 2023

Si se observan los datos del conjunto de España, tuvo un alcance para 575.000 familias

La compañía eléctrica Endesa extendió el bono social a 144.600 viviendas en Cataluña en 2023, un 25% más que en 2022, ha informado en un comunicado este miércoles 20 de marzo. En el conjunto de España, alcanzó a 575.044 familias en 2023, un 21,7% más que en el año anterior.

El número de beneficiarios de los bonos sociales fue de 371.076 en 2020, 420.844 en 2021, 472.549 en 2022 y finalmente 575.044 en 2023, marcando así un crecimiento progresivo de los beneficiarios, con una tasa media interanual del 15,8% en los últimos 4 años.

Los bonos reducen la factura de la luz sobre el precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC), con una rebaja del 40% para la categoría temporal de "justicia energética", mientras que la rebaja es mayor para los consumidores vulnerables, un 65%, y para los vulnerables severos, un 80%. Además, durante todo 2024, los vulnerables severos tienen un IVA de electricidad del 10%, independientemente del precio del mercado.

Cerca de 316.778 son familias vulnerables que cuentan con una rebaja del 65% en su factura de consumo eléctrico (o del 40% si tienen el bono temporal de justicia energética), mientras que más de 243.674 son vulnerables severas y se benefician de una reducción en factura del 80%. Las reducciones en las facturas estarán vigentes hasta el 30 de junio del 2024.

Entre los beneficiarios del bono social, el 65,9% son personas en situación de vulnerabilidad según criterio de renta, el 27,92% son familias numerosas, el 4,53% son pensionistas, el 1,11% son beneficiarios del ingreso mínimo vital y el 2,54% son hogares con bajos ingresos particularmente afectados por la crisis energética.