Coche con señor mayor

Europa rechaza restricciones adicionales para conductores mayores de 65 años

Esta decisión, ratificada recientemente en el Parlamento Europeo, implica que no habrá cambios en la renovación del carnet de conducir para personas mayores de 65 años a nivel europeo

Tras un intenso debate sobre la seguridad vial y la idoneidad de los conductores de la tercera edad, la Unión Europea ha tomado una decisión respecto a la renovación del carnet de conducir para este grupo demográfico.

La cuestión giraba en torno a si los conductores mayores de 65 años deberían enfrentar restricciones adicionales en comparación con los conductores más jóvenes.

El debate fue iniciado por María José Aparicio, subdirectora de la Dirección General de Tráfico (DGT), quien presentó datos preocupantes.

Según Aparicio, el 30% de los fallecidos en accidentes de tráfico en la Unión Europea son personas mayores de 65 años, una cifra que aumenta al 50% cuando se trata de fallecidos peatones o ciclistas.

En España, en 2019, el 28% de los fallecidos en accidentes de tráfico pertenecían a este grupo demográfico.

En respuesta a estas preocupaciones, desde la última renovación de la normativa, la DGT estableció que las personas mayores de 70 años deberían renovar su permiso de conducir cada dos años, mientras que los mayores de 65 años lo harían cada cinco años.

Sin embargo, se dejaba la posibilidad de reducir aún más esta periodicidad, a criterio de los responsables de realizar los exámenes médicos.

La Comisión de Transportes y Turismo del Parlamento Europeo, liderada por Karima Delli, consideró la posibilidad de implementar medidas más estrictas, como exámenes médicos más frecuentes para los conductores mayores.

Sin embargo, tras un voto en diciembre de 2023, se decidió por un estrecho margen de 22 votos a favor, 21 en contra y dos abstenciones, no aplicar restricciones adicionales al grupo de personas mayores.

Esta decisión, ratificada recientemente en el Parlamento Europeo, implica que no habrá cambios en la renovación del carnet de conducir para personas mayores de 65 años a nivel europeo.

Mientras tanto, en España, la normativa continúa estableciendo que las personas de este grupo de edad deben renovar su carnet cada cinco años, en contraste con los diez años para el resto de los conductores.