El Hospital Vall d'Hebron

Verano de recortes sanitarios: Vall d'Hebrón cerrará el 24% de sus camas quirúrgicas

Si en 2023 se cerraron 180 camas para que el personal descansara, en 2024 la cifra aumenta a 272

El Hospital Vall d’Hebron cerrará 272 camas entre los meses de julio, agosto y septiembre por las vacaciones de la plantilla, por lo que se pasará de 1207 a 935 camas durante estos tres meses, según datos del portavoz del sindicato Satse en el Hospital de Vall d’Hebron, Raül Ceresuela.

Esta cifra representa un aumento sustancial respecto al 2023, ya que el año pasado se cerraron 180 camas, lo que significó un 16% del total, mientras que este verano del 2024 aumentará en proporción hasta el 24%. Es decir, casi una cuarta parte de las camas quedarán inutilizadas. 

Recortes generalizados en todos los hospitales catalanes de personal, camas y material de farmacia

El portavoz ha explicado a CatalunyaPress que el Institut Català de la Salut (ICS) solicitó que en este centro hospitalario se redujera el presupuesto 33 millones de euros,aunque los recortes se han pedido también en el resto de hospitales.

De forma desglosada, estos 33 millones de recortes se dividen en 10 relativos al Covid. "Teníamos un extra destinado a las olas de Covid, y como ya no se producían, se había acabado este ingreso extra", explica Ceresuela. Otros 13 millones de euros son relativos al factor de equidad territorial, pese a que "a nosotros se nos derivan pacientes de toda Cataluña", según el portavoz. 

Los 10 restantes pertenecen a las nóminas. Tal y como explica Ceresuela, en 2023 firmaron el tercer acuerdo para que el personal médico obtuviera una mejora económica tras 16 años estancados, pero los cálculos que hicieron no fueron los correctos. "Se calculó sobre una plantilla que correspondía al primer semestre del 2023, pero en el segundo semestre era más alta, por lo que llegaron a la conclusión de que tenían que hacer recortes", lamenta. 

Este recorte también se ha trasladado al personal, ya que de marzo a abril despidieron a 140 enfermeras, 80 TCAEs (técnicos en cuidados auxiliares de enfermería) y 30 celadores, y también recortaron 8 millones en material de farmacia. 

La sección afectada serán las camas quirúrgicas, es decir, aquellas destinadas a las operaciones quirúrgicas. "Cierran quirófanos de operaciones programadas, es decir, solo se quedan aquellos quirófanos para operaciones urgentes y aquellas que sean más importantes como los trasplantes", explica Ceresuela, añadiendo que se cerrarán desde el 1 de julio hasta el 30 de septiembre.

Se aumenta a tres meses el cierre de camas disponibles

El año pasado se cerraron desde el 15 de julio hasta el 15 de septiembre, por lo que al ya preocupante problema de la falta de camas, se añade el aumento de tiempo, pasando de dos a tres meses cerrado. "Esto hará aumentar la lista de espera quirúrgica y el sufrimiento de los pacientes", lamenta. 

También ha matizado que, pese a los cierres de camas, la dirección ha dado explicaciones “clarificadoras” a la plantilla para argumentar la medida y ha mostrado, apunta el portavoz, buena voluntad para minimizar las afectaciones para la población al decidir cerrar pricipalmente camas quirúrgicas.

El problema es que esta situación no se dará solo en el Hospital Vall d'Hebron, sino que se reproducirá en el resto de hospitales catalanes y se recortará un 3% de los presupuestos de estos, según datos del portavoz. 

Para reclamar una mejora de la situación, Satse organizará una concentración frente a la sede central del ICS el próximo 20 de junio a las 11:30 horas.