Imanol Arias

Imanol Arias ultima una condena por defraudar a Hacienda y se libraría de prisión

El juicio se extenderá hasta el 19 de septiembre y es uno de los más grandes relacionados con delitos fiscales

Imanol Arias, el mítico actor de Cuéntame, está acusado de defraudar casi 3 millones de euros a Hacienda. En este contesto, su abogado José Antonio Choclán está a punto de cerrar un acuerdo con la Fiscalía Anticorrupción para que Arias se declare culpable de un delito fiscal a cambio de una pena que no incluya prisión, según informa eldiario.es.

Este pacto inicial se ha concretado cuando queda poco más de una semana para el juicio de Nummaria en la Audiencia Nacional, tras ocho años de investigación.

En contraste, Ana Duato, compañera de Arias en la serie "Cuéntame" y también acusada en el mismo caso, ha decidido no aceptar las ofertas de la fiscalía. Duato confía en que podrá demostrar errores significativos en la acusación durante el juicio.

El juicio se extenderá hasta el 19 de septiembre y es uno de los más grandes relacionados con delitos fiscales.

Arias deberá interrumpir las funciones de su obra "Mejor no decirlo", que presenta en Argentina, para declarar junto a otros 30 acusados. El caso, iniciado en 2016, involucra al bufete Nummaria, dirigido por el asesor fiscal y exinspector de Hacienda Fernando Peña. Según la Fiscalía Anticorrupción, Peña proporcionaba asesoramiento para que sus clientes pudieran defraudar a Hacienda o a terceros en diversas ocasiones.

Entre los clientes de Peña se encontraban empresarios y figuras del mundo cultural como Joaquín Sabina, Carmen Posadas y Marta Robles. Estos últimos regularizaron su situación o evitaron el juicio porque la cantidad defraudada no alcanzaba los 120.000 euros necesarios para tipificar el delito fiscal.

Imanol Arias y Ana Duato, sin embargo, han sido los más destacados en este caso. Según la Fiscalía, Arias ocultó parte de sus ingresos, principalmente de su trabajo en televisión, usando una estructura societaria creada por Peña. Este esquema transformaba sus ingresos en una renta vitalicia, tributando menos. El fiscal Tomás Herranz calificó los contratos utilizados como carentes de sentido económico, destinados exclusivamente a evadir impuestos.

Arias está acusado de defraudar 2,78 millones de euros, de los cuales ya ha abonado 2,34 millones, acercándose a la cifra negociada. Aunque Arias insiste en que no se siente responsable, ha decidido asumir las consecuencias de lo ocurrido.