Un grupo de talibanes pasea por Kabul, la capital de Afganistán

Las agencias que organizan viajes a Afganistán y otros lugares peligrosos

El asesinato a tres turistas catalanes en un país gobernado por talibanes no es inédito

La reciente tragedia de tres turistas catalanes asesinados en Afganistán subraya los peligros de viajar a zonas de conflicto. Con el retorno de los talibanes al poder, la seguridad en el país sigue siendo extremadamente volátil, y el Gobierno de España recomienda encarecidamente no viajar a estos destinos turísticos. A pesar de esto, hay quienes se aventuran a explorar estas regiones, impulsados por la curiosidad y el deseo de experimentar la realidad más allá de las noticias.

Como ha ilustrado El Confidencial, hay muchos casos de gente que quiere sentir esta adrenalina. Por ejemplo, el de Pablo. Este intrépido viajero compartió su experiencia tras visitar Siria en octubre pasado con una compañía española especializada en destinos peligrosos. "Una cosa es lo que te cuentan los medios y luego lo que ves con tus ojos es distinto. Vi un pueblo que ha sufrido mucho con la guerra y el yihadismo y gente que quiere salir adelante. Muy simpática, muy abierta", relató Pablo.

Su viaje fue organizado por una empresa que ofrece recorridos a lugares a los que el Ministerio de Exteriores de España recomienda no viajar bajo ninguna circunstancia, incluyendo Afganistán, Corea del Norte, Chad, Eritrea, Haití, Irán, Libia, Níger, Gaza, Sudán, Sudán del Sur, Somalia, Papúa Nueva Guinea, Ucrania y Yemen. A pesar de los altos costos y las condiciones materiales difíciles, algunos aventureros se sienten atraídos por estos destinos únicos.

Randy, un locutor de radio norteamericano que ha visitado todos los países del mundo, admite haber sentido miedo antes de algunos viajes, aunque nunca experimentó situaciones peligrosas. "El miedo lo he tenido siempre antes de irme, porque luego en mis viajes no me ha sucedido nada malo. Recuerdo que los países que más miedo me daban fueron Haití, Venezuela, en el que viajé en un momento complicado, Afganistán, Corea del Norte y Somalia. Luego he aprendido que el mundo no es tan peligroso como te cuentan".

Randy también recordó haber utilizado los servicios de Young Pioneers, una agencia especializada en destinos peligrosos, incluyendo Corea del Norte. Esta empresa ganó notoriedad en 2015 cuando uno de sus turistas, Otto Warmbier, fue detenido en Corea del Norte y falleció después de ser extraditado a los Estados Unidos en estado de coma.

El perfil del viajero que participa en estas expediciones es variado. James Willcox, fundador de Untamed Borders, otra agencia que organiza viajes a destinos como Afganistán, Siria, Yemen y Somalia, explica: "Normalmente, las personas que viajan a Siria o Libia han viajado mucho antes, no es su primer viaje. Son también personas que tienen cierta capacidad económica, porque no son destinos baratos. Pero aparte de eso, hay personas de todas las edades, hombres, mujeres, de distintos países. Normalmente, son personas curiosas y que han viajado mucho".

Las medidas de seguridad adoptadas por estas agencias son rigurosas, incluyendo sesiones informativas sobre la situación del país, consejos sobre alimentación y comunicación, y estrategias para evitar situaciones de riesgo.

A pesar de los peligros inherentes, algunos viajeros, como Philippe, que ha visitado más de 170 países, no dudan en continuar explorando. "En todos los países hay zonas seguras para visitar. Por ejemplo, Haití es seguramente el país más peligroso del mundo ahora mismo, pero el riesgo en el norte no es tan grande en realidad", comenta Philippe. Estas aventuras, aunque arriesgadas, ofrecen una visión única y personal de regiones afectadas por conflictos, desafiando las percepciones predominantes sobre la seguridad global.