Pitita, en archivo

Las anécdotas que deja el 9J en España

Una drag queen en una mesa electoral -preparada para actuar por la noche-, unos novios recién casados yendo a votar...

El 9 de junio ha sido una jornada electoral en España que ha transcurrido en general con normalidad, aunque no ha estado exenta de anécdotas y situaciones curiosas que han añadido un toque de color a la jornada democrática. Dos historias curiosasocurrieron en diferentes partes del país, demostrando el carácter festivo tan característico de la cultura española.

Pitita, la 'drag queen' presidenta de mesa electoral

En Barcelona, la 'drag queen' Pitita sorprendió a muchos al presidir una mesa electoral en los comicios europeos. La peculiaridad del evento radicó en que Pitita llegó al colegio electoral de la Universidad de Barcelona ya vestida y preparada para su actuación nocturna en la Sala Apolo. Con su característico humor y espíritu vibrante, Pitita compartió su experiencia a través de sus redes sociales, ironizando sobre la situación y animando a sus seguidores a visitarla.

"Sí amigas, soy presidenta de la mesa electoral, y después tengo Churros; por eso he tenido que venir montada. Yo era suplente, pero el destino ha querido que pase aquí el día cumpliendo mis obligaciones como ciudadana", escribió Pitita en una publicación en X. Además, en Instagram, invitó a sus fans a aprovechar el día para un 'Meet and Greet' improvisado: "No os preocupéis, cariños, llegaré a 'Churros'; tarde, pero llegaré."

La presencia de Pitita en la mesa electoral no solo cumplió con sus deberes cívicos, sino que también trajo un aire de celebración y alegría a los votantes que acudieron al colegio electoral ese día.

Unos recién casados votan en Los Palacios

Mientras tanto, en Los Palacios y Villafranca, Sevilla, otra historia encantadora se desarrollaba. Una pareja de recién casados decidió ejercer su derecho al voto inmediatamente después de su enlace matrimonial. A las 08:45 horas, llegaron al colegio electoral en el IES Al-Mudeyne vestidos de novios, con purpurina aún fresca y acompañados por varios de sus invitados.

La pareja tuvo que esperar unos quince minutos para que se constituyeran las mesas y se abrieran las urnas. Su presencia fue un testimonio vivo de la importancia del voto, incluso en un día tan significativo y ocupado como el de su boda. Este gesto no solo subrayó el compromiso cívico de la pareja, sino que también añadió una nota romántica y festiva a la jornada electoral.

A pesar de estas anécdotas, la jornada no estuvo completamente exenta de incidencias. En Jaén, un votante se presentó con una sentencia judicial que justificaba el cambio de sus apellidos, lo que fue debidamente registrado en las listas de votantes y en el acta de sesión. En el municipio de Lopera, también en Jaén, un votante se mostró sorprendido al descubrir que ya había emitido su voto por correo, lo que le impedía votar presencialmente.

Además, varios colegios electorales en Andalucía, incluyendo tres en Málaga y uno en Huelva, Córdoba y Vícar (Almería), tuvieron que prolongar su horario de votación debido a diversas incidencias durante su constitución. Estos retrasos oscilaron entre 10 y 58 minutos, asegurando que todos los votantes tuvieran la oportunidad de ejercer su derecho.