Tractores en una marcha lenta

Los agricultores españoles y franceses cortarán la frontera el próximo lunes

Los organizadores tienen permiso para interrumpir la circulación durante 24 horas

Las asociaciones de agricultores españoles y franceses han organizado cortes en ambos lados de la frontera para el próximo lunes 3 de junio, en vísperas de las elecciones europeas del día 9. El portavoz de Revolta Pagesa, Arnau Rubio, lo anunció el 15 de mayo en una rueda de prensa desde el punto fronterizo de El Pertús (Girona).

La protesta afectará a toda la frontera, desde Irún (Navarra) hasta La Jonquera (Girona), comenzando a las 10:00 horas de la mañana. Los organizadores tienen permiso para interrumpir la circulación durante 24 horas.

Se espera la participación de agricultores y ganaderos de toda España y Francia, quienes llegarán en autocar. Además, se unirán asociaciones, cooperativas, sindicatos, empresas y consumidores.

Motivos de la movilización

Rubio explicó que la decisión de impulsar "acciones conjuntas y crear un bloque unitario en defensa del sector privado" se debe a la percepción de inmovilismo y falta de compromiso de las autoridades españolas, francesas y europeas.

A pesar de mostrarse a favor del diálogo "constructivo", Rubio advirtió que la movilización está convocada y no se detendrá "hasta conseguir las reivindicaciones".

Durante una reunión en Navarra, las entidades convocantes acordaron exigir:

  • Cláusulas espejo para los productos que ingresan a Europa, asegurando que cumplan con los mismos estándares que los productos locales.
  • Preferencia por productos locales, estableciendo leyes que favorezcan su consumo.
  • Eliminación de impuestos a la energía utilizada por los productores agrarios, equiparándolos con otros sectores que ya disfrutan de este beneficio.

Rubio insistió en la importancia del diálogo, pero dejó claro que la movilización no se detendrá hasta que se logren las reivindicaciones.

Apoyo amplio

El comunicado posterior a la comparecencia fue firmado por numerosas asociaciones de toda España y Francia, entre ellas Ataca (Treviño y Álava), Aega (Aragón), Revolta Pagesa (Catalunya), Bagea (Guipúzcoa), Sepricas (Castellón), Plataforma 6f Navarra (Navarra) y el Movimiento Independiente Francés, entre otras.

Los agricultores protestan por la grave crisis que afecta al sector y por las políticas agrarias impuestas por la Unión Europea, el Gobierno y las Comunidades Autónomas. La movilización busca atraer la atención sobre la situación crítica del sector y presionar para obtener soluciones concretas que mejoren sus condiciones de trabajo y de mercado.

Este movimiento refleja la desesperación y la determinación de los agricultores por ser escuchados y lograr cambios significativos antes de las elecciones europeas, un momento crucial para influir en las políticas futuras.