Presentación de la temporada del TNC

Los márgenes de la sociedad, eje de la programación del TNC en la próxima temporada

Shakespeare, Tolstoi y Guimerà estarán presentes entre los treinta y tantos espectáculos del Teatro Nacional de Cataluña

Si hiciera lo que se espera de un buen periodista habría titulado esta noticia con la afirmación que se incluye en el libro de la nueva programación del TNC para la próxima temporada y que reza literalmente: “Àngel Guimerà era homosexual”. La cita es literal, aunque no una primicia en sentido estricto, puesto que la supuesta condición sexual de esta gloria de las letras catalanas y del catalanismo político, nacido en Santa Cruz de Tenerife, que fue el primero en pronunciar en catalán el discurso de apertura de curso del Ateneo Barcelonés, ya fue puesta en cuestión hace algún tiempo por Xavier Albertí, anterior director de este mismo teatro.

Tres serán los grandes clásicos que podrán verse: además de “L’aranya” de Guimerà , “Ana Karenina” de León Tolstoi -con dramaturgia de Jordi Prat y Carme Portaceli, directora del TNC respectivamente-, y “Hamlet” de William Shakespeare, a cargo Sergi Belbel, los dos primeros dramas en la sala grande y el tercero en la de Pintura. Todo ello conjuntamente con una larga treintena de obras que ocuparán los diferentes espacios del TNC y de las que ha dado cuenta pormenorizada Portaceli quien, recordando unas palabras de Hanna Arendt, ha marcado como eje temático de la nueva temporada la apuesta por los márgenes de la sociedad humana y particularmente por el papel de la mujer. 

La sala grande ofrecerá además el musical “Ànima” con 24 intervinientes en escena, el espectáculo de ballet “Infinite”, el montaje “Vudú (3318) Blixen” escrito, dirigido y con escenografía y vestuario de Angélica Liddell, “La tercera fuga” de Victoria Szpunberg sobre los exilios, un curioso espectáculo mestizo entre ópera, slam y house titulado ”Hannibal” y otro sobre la lucha de tres mujeres en “The hours”.

Sería excesivamente prolijo enumerar todas las producciones, de cada una de las cuales Portaceli ofreció toda suerte de detalles, citando a los autores, directores y protagonistas que se hallaban presentes en dicho acto y que participaron en la foto colectiva, y recordó que algunas de ellas procedían del Centro Dramático Nacional, con el que dijo que había una excelente sintonía, o eran fruto de la colaboración con otros teatros y compañías extranjeras. No obstante cabría destacar el ciclo “El meu clàssic” dedicado a cuatro autores en lengua catalana: Aurora Bertrana, Vicent André Estellés, Joana Raspall y Jacint Verdaguer.

La directora del TNC manifestó también sus satisfacción por el desarrollo de la temporada actual que, aún si haber llegado a su término, ha conseguido reunir a más de 125.000 espectadores con una ocupación del 83’3 % y una media de edad de 48 años. Los abonos expedidos fueron un total de 5701. Así mismo agradeció con cálidas palabras el apoyo de la titular en funciones de Cultura, Natalia Garriga, que estuvo presente y clausuró el acto, por “la lluvia de millones que nos ha dado”, noticia que será interesante conocer cómo será valorada en el ámbito de los teatros y compañías no oficiales.