Una mujer sale de hacer los exámenes

Más del 40% de aspirantes suspende el examen de aptitud para los estudios de Educación

La mayoría de los aspirantes venían de Bachillerato

Un total de 2.707 personas han aprobado las pruebas de aptitud personal (PAP) para acceder a los grados en Educación Infantil y en Educación Primaria en Cataluña, lo que representa un 56,94%, y ha habido 2.047 suspensos (el 43,06%), informan fuentes de la Conselleria de Investigación y Universidades de la Generalitat.

Se han presentado 4.754 personas (949 hombres y 3.805 mujeres) para realizar estas pruebas, que se llevaron a cabo el pasado sábado 13 de abril.

De las personas aprobadas, 614 han sido hombres (el 64,70%) y 2.093 mujeres (el 55,01%).

En cuanto a las vías de procedencia de los aspirantes, 4.200 venían de Bachillerato; 505 de FP de grado superior; y 49 procedían de otras vías.

2.530 de los aspirantes de Bachillerato han superado las PAP (el 60,24%); 153 de FP de grado superior (el 30,30%); y de los que venían de otras vías han aprobado 24 (el 48,98%).

Las pruebas para acceder

Estas PAP son necesarias para la admisión a los grados de Educación Infantil y Educación Primaria en las universidades de Catalunya, aunque la Universitat Ramon Llull (URL), la Universitat Internacional de Catalunya (UIC) y la Universitat Abat Oliba CEU (UAO CEU) no exigirán esta prueba como requisito de acceso, pero deberán realizarla antes de finalizar el primer curso académico.

En ellas, se evalúa la competencia comunicativa y razonamiento crítico de los aspirantes (analizar, interpretar y comprender con visión crítica el significado de escritos, así como expresar razonamientos), y la competencia logicomatemática (usar conocimientos y habilidades de las matemáticas para resolver ejercicios y analizar resultados).

Habrá una convocatoria extraordinaria de las PAP, cuya prueba será el 18 de julio y los interesados se pueden matricular entre el 12 y el 20 de junio.

El curso pasado, tras la publicación de los resultados de las pruebas de 2023, el vicedecano de la Facultad de Educación de la UB afirmó que "los resultados demuestran que las pruebas funcionan". Defendió que, a diferencia de la selectividad, la PAP es una prueba que filtra a los aspirantes a maestros sin necesidad de preparación previa. Los estudiantes que llegan a la selectividad ya han superado un proceso de selección al aprobar el bachillerato.