ONCE en el Parlamento Europeo

La ONCE Cataluña impulsa en Europa el derecho a voto mediante el código QR

Encuentro en Bruselas con Ignasi Centelles, delegado de la Generalitat ante la Unión Europea

Consejeros territoriales de la ONCE en Cataluña han viajado hasta Bruselas para conocer el funcionamiento de las instituciones europeas, estrechar lazos e institucionalizar la labor que desde hace años viene desarrollando la entidad española en el ámbito europeo para mejorar la calidad de vida de los 80 millones de ciudadanos comunitarios con alguna discapacidad.

Acompañante a una amplia delegación del Grupo Social ONCE, han demostrado que el voto accesible con código QR es posible, permitiendo que las personas con discapacidad puedan ejercer su derecho en el sufragio de manera independiente y secreta en cualquier proceso electoral.

De esto han hablado con el delegado de la Generalitat de Cataluña ante la Unión Europea, Ignasi Centelles, con el cual han mantenido un encuentro para explicarle el modelo de inclusión social y laboral de la Organización, un modelo único en el mundo, basado al impulsar la inclusión real de las personas ciegas o con discapacidad visual grave, en ámbitos como la educación, la ocupación y la accesibilidad, sin olvidar el importante que son otros aspectos de la vida como el acceso al ocio, al tiempo libre o en las nuevas tecnologías.

"El QR es necesario”

Los representantes catalanes de la ONCE han asistido también a la sede del Parlamento Europeo donde más de una veintena de eurodiputados españoles han experimentado con un antifaz en los ojos como una persona ciega no tiene la posibilidad de elegir una papeleta con su opción política deseada, puesto que no es accesible, algo que se consigue con un sencillo código QR.

La demostración ha sido dirigida por la consejera general de la Organización, Bàrbara Palau, quien ha afirmado que “las personas con discapacidad necesitamos poder votar de manera autónoma, en igualdad de condiciones y a sabiendas del que votamos”. “Hacer las papeletas accesibles, con un código QR, es un pequeño gesto que convierte un obstáculo en una oportunidad”, ha subrayado.

Móvil con un código QR de la ONCE
Este código permite añadir una capa más de accesibilidad a la manera de ejercer el derecho en el voto | ONCE

También ha presentado el video “El QR es necesario”, donde aparecen rostros de personas con discapacidad visual de diferentes edades, hasta llegar a un bebé en manos de su madre.

Refleja muchas voces diferentes que también son una misma voz y recuerdan que un código QR puede hacernos iguales: viajar, orientarse, comprar… y también poder votar.

Este código permite añadir una capa más de accesibilidad a la manera de ejercer el derecho en el voto.

En ningún caso sustituye al voto en braille, pero permite el acceso al sufragio a las personas con discapacidad visual grave que desconocen este sistema.

Su uso es sencillo puesto que todos los dispositivos móviles en la actualidad cuentan con mecanismos preinstalados en sus cámaras que permiten la lectura de este tipo de códigos.

Únicamente se tiene que tener en cuenta dos cuestiones: el código QR tiene que tener una señal táctil, tal como indica la Comisión Braille Española; y el contenido al cual redirija este código tiene que crearse siguiendo criterios de accesibilidad para que los usuarios puedan acceder a él, al margen de si utilizan un producto de apoyo o no.

Accesibilidad electoral

La Comisión Europea publicó el pasado 6 de diciembre el paquete de ciudadanía europea, el cual incluye una guía de buenas prácticas electorales para personas con discapacidad.

Desde el Grupo Social ONCE se ha participado de manera activa en la redacción de este documento junto a la Red Europea de Cooperación Electoral y la Dirección de Justicia de la Comisión.

Incluye en sus consideraciones finales algunas medidas tomadas por estados miembro, como por ejemplo garantizar la disponibilidad de herramientas de asistencia como el Braille, códigos QR, letra grande, guías de audio y de lectura fácil, plantillas táctiles, lupas, iluminación adicional, utensilios de escritura y sellos.

Antes de la demostración con eurodiputados, el vicepresidente de la Organización, Alberto Durán, intervino en una mesa redonda en la cual solicitó medidas que aumenten al máximo la accesibilidad de todo el proceso electoral (procedimientos, lugares, materiales e información).

En este sentido, Durán recordó que en las últimas elecciones en el Parlamento Europeo (2019), aproximadamente 400.000 personas con discapacidad en 14 países fueron privadas de su derecho al voto debido a su estatus de discapacidad.

La situación predomina en países como Bulgaria, Chipre, Estonia, Grecia, Luxemburgo, Polonia y Rumanía, donde una persona bajo tutela total o parcial automáticamente pierde su derecho al voto.

Durán incidió en que “la ausencia de accesibilidad continúa siendo una de las principales barreras para que las personas con discapacidad ejerzan su derecho en el voto”.

Cómo dijo el vicepresidente del Grupo Social ONCE, afecta no solo a los lugares de votación, sino también al diseño de las papeletas, el acceso a las cabinas o a la información hacia los votantes ya sea a través de programas electorales, debates o mítines.