Pantano de Escales

El pantano d'Escales se llena por completo y desembalsa agua para resistir el deshielo

El embalse de Escales, con una capacidad de 145.623 hectómetros cúbicos, se encuentra actualmente al 94,65%

A pesar de que Cataluña sigue en sequía, las repetidas lluvias en los últimos meses han contribuido a que los pantanos vayan aumentando su nivel. Uno de ellos es el pantano de Escales, que se ha visto obligado a empezar a desembalsar agua para ganar espacio ante el deshielo inminente.

Endesa ha informado que se están liberando 14 metros cúbicos de agua por segundo, una operación que se extenderá hasta el domingo. Lo más remarcable es que hace cinco años que no sucedía esto, ya que la sequía había hecho desminuir los niveles de agua y no era necesario abrir las compuertas. 

El embalse de Escales, con una capacidad de 145.623 hectómetros cúbicos, se encuentra actualmente al 94,65% de su capacidad. El agua liberada cae desde una altura de cien metros, creando una impresionante cascada visible para todos los conductores que transitan por la N230. Ubicado entre Catalunya y Aragón, el embalse recibe agua del río Noguera Ribagorçana y está situado en el municipio aragonés de Sopeira.

El agua liberada del pantano de Escales fluye hacia los embalses de Canelles y Santa Anna, situados río abajo. Esta liberación de agua es crucial para abastecer las necesidades de riego de la región, contribuyendo significativamente al mantenimiento de la agricultura local.

Pantano de Escales: un pilar hidráulico entre Cataluña y Aragón

El Pantano de Escales, ubicado en el municipio aragonés de Sopeira y extendiéndose entre las regiones de Catalunya y Aragón, es una de las infraestructuras hidráulicas más importantes del noreste de España. Alimentado por las aguas del río Noguera Ribagorçana, este embalse desempeña un papel crucial tanto en la gestión del agua como en el suministro de recursos hídricos para múltiples propósitos.

La construcción del Pantano de Escales comenzó en la década de 1950, como parte de un ambicioso proyecto de desarrollo hidroeléctrico y de gestión del agua en la región. La presa, terminada en 1955, se erige con una impresionante altura. Su robusta estructura y su capacidad de almacenamiento lo convierten en una pieza clave para el control y distribución del agua en la cuenca del Noguera Ribagorçana.

La combinación de sus funciones energéticas, de suministro de agua y de control de inundaciones, junto con su valor ecológico y recreativo, asegura que el Pantano de Escales siga  siendo un activo invaluable para las generaciones futuras.