Calderó y Ubasart en su comparecencia de este 21 de marzo

El preso que mató a la cocinera de Mas d'Enric ya había agredido a otro recluso

Lo ha explicado la consellera de Justicia, Gemma Ubasart, este 21 de marzo desde el Parlament

El preso que el pasado miércoles 13 de marzo mató a la jefa de cocina de la prisión de Mas d'Enric (Tarragona) tenía pendiente una sanción de 11 días en aislamiento por dar un puñetazo a otro recluso que lo había insultado el 31 de octubre de 2023.

Lo ha explicado la consellera de Justicia, Derechos y Memoria de la Generalitat, Gemma Ubasart, en su comparecencia este jueves ante la diputación permanente del Parlament por el asesinato de la jefa de cocina de Mas d'Enric (Tarragona) por un preso que después se suicidó.

Ubasart ha señalado que este fue "el único incidente que protagonizó el interno en toda su trayectoria penitenciaria", es decir, desde abril de 2016, cuando fue encarcelado a la espera de juicio por el crimen por el que fue condenado en junio de 2018.

Tras el puñetazo, "inmediatamente se hizo responsable esta situación ante los funcionarios sin presentar ninguna actitud violenta u hostil" contra ellos, y el mismo día se le aplicó una medida cautelar de aislamiento durante esa jornada.

Después se le cambió de módulo y la comisión disciplinaria decidió el 14 de diciembre de 2023 sancionarlo con 11 días de aislamiento en la celda, una sanción que no se había ejecutado cuando mató a la jefa de cocina la semana pasada.