Se espera un viernes y un fin de semana de buen tiempo

Previsión del tiempo en Cataluña: subida de las temperaturas en este 5 de abril

La tendencia al alza de los termómetros será una constante y se esperan valores altos durante todo el fin de semana

El fin de semana está al alcance de nuestra mano y todos aquellos y aquellas que deseaban que trajera consigo el calor tras la Semana Santa lluviosa están de enhorabuena.

Y es que según las previsiones del Servei Meteorològic de Catalunya (Meteocat), tanto la mañana de este viernes 5 de abril como el resto del día se espera que en Cataluña tengamos el cielo despejado o poco nublado por algunas franjas de nubes altas y delgadas, y algunos de medios esporádicos.

Además, habrá intervalos de estratos bajos a tramos del litoral y del Valle del Ebro, especialmente hasta media mañana y de nuevo a partir de la noche. Aparte, habrá alguna nube de evolución diurna en puntos de montaña.

El día se ha puesto en marcha con una subida considerable de los valores en buena parte del territorio... y en el Alt Empordà se podrían llegar a rozar los 30 grados al punto del mediodía, en el momento de más calor de la jornada de viernes.

En la demarcación de Barcelona las temperaturas máximas podrían superar los 20 grados y no se espera lluvia, por segundo día consecutivo, en ningún punto de Cataluña.

Viento y visibilidad

La previsión del Meteocat señala que soplará viento flojo y de dirección variable hasta media mañana y de nuevo a partir de anochecer.

El resto del día se impondrá el viento de componente sur entre flojo y moderado, con algunos fuertes golpes durante la tarde en el prelitoral norte y sur. Independientemente, en el norte del litoral y en las cimas del Pirineo el viento del sur soplará moderado con rachas fuertes, y algunas muy fuertes durante la segunda mitad del día.

La visibilidad será entre buena y excelente, según explica el Meteocat en su previsión para el quinto día del cuarto mes de 2024.

Avance para los próximos días

Esta tendencia de estabilidad y calor seguirá acentuándose durante las dos jornadas del fin de semana, aunque de cara al inicio de la semana que viene la situación cambiará.

Se espera que desciendan los termómetros y también está previsto que vuelva a llover en la cordillera de los Pirineos a partir del inicio de la semana del 8 de abril.