Sequía - Calor

El récord negativo de temperaturas que España batió en 2023

2023 fue el primer año de la serie en la que no ha habido ningún mes frío

El año 2023 fue el segundo año más cálido en España y el sexto más seco desde el comienzo de la serie histórica en 1961, según el último informe sobre el Estado del Clima en el país de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

De este modo, 2023 sólo ha sido superado por 2022 y ambos han sido los primeros en superar por primera vez el umbral de 15ºC de temperatura media a lo largo del año, lo que supone 1,2ºC sobre el valor normal, según ha precisado el portavoz de AEMET, Rubén del Campo, en la rueda de prensa en la que se ha presentado el informe este jueves 30 de mayo, el quinto que se realiza.

Asimismo, ha sido el primer año de la serie histórica en la que no ha habido ningún mes frío (es decir, con temperatura por debajo de lo normal). De hecho, enero, febrero y mayo fueron los únicos meses 'normales' de 2023, mientras que el resto se consideraron cálidos, muy cálidos o extremadamente cálidos.

De acuerdo con el informe, se registró la primavera más cálida de la serie, el tercer verano más cálido y el segundo otoño con mayor temperatura media. El portavoz de AEMET ha especificado que el último mes frío que ha registrado España fue abril de 2022, que tuvo también dos récords de días fríos.

Durante el año se produjeron siete olas de calor: cuatro en la Península y Baleares y tres en Canarias. Asimismo, se batieron 44 récords de días cálidos y ninguno de días fríos teniendo en cuenta los registros desde 1950 hasta 2023. En los últimos diez años, ha habido 196 récords de días cálidos y sólo siete de días fríos, es decir, que por cada récord frío hay 28 récords de días cálidos.

Desde 1975, las olas de calor han aumentado en duración --duran tres días más cada década--, extensión --abarcan tres provincias más cada década- - e intensidad --marcan 2,7ºC más por década. En comparación, el portavoz de AEMET ha puntualizado que en un clima no alterado lo normal serían cinco récords cálidos y cinco récords fríos por año.

En este sentido, ha destacado la ola de calor que tuvo lugar entre el 2 y el 17 de octubre de 2023 en Canarias --la más tardía y larga de la serie--, entre otros fenómenos meteorológicos extremos del año.

Tal y como ha afirmado la AEMET a través de 'X' en un mensaje posterior, las temperaturas han ascendido en todo el planeta por las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). En el Centro de Investigación Atmosférica que el organismo tiene en Izaña (Tenerife), el aumento de la concentración de dióxido de carbono (CO2) es de 1.9 partes por millón (ppm) al año desde 1984, aunque en la última década se ha acelerado y es de 2.5 ppm anuales.

En líneas generales, Del Campo ha detallado que desde 1961 la temperatura ha subido en España 1,5ºC y los diez años más cálidos de la serie se han producido en el siglo XXI. En lo que respecta a las lluvias, 2023 fue el sexto más seco de toda la serie y el cuarto del siglo XXI.

Un 16% menos de lluvias y repartidas de manera desigual

El informe también recoge que, en conjunto, se acumularon 531 litros por metro cuadrado (l/m2) en precipitaciones, lo que supone un 84% con respecto al promedio normal del período de referencia 1991-2020.

Llovió de manera desigual y buena parte del este y del sur peninsular recibieron menos precipitaciones de lo normal y en zonas de Cataluña y Andalucía no se llegó ni a la mitad de lo habitual.

Continuó la sequía meteorológica que se había iniciado a comienzos de 2022 y, a partir de primavera --que fue la segunda más seca de la serie histórica--, la situación evolucionó a una sequía de larga duración.

Aunque las precipitaciones han descendido alrededor del 12% desde el inicio de la serie, no se observa una tendencia estadísticamente significativa en este descenso para el conjunto de España, pero sí en amplias zonas del sur y del nordeste peninsular, según ha precisado AEMET en un mensaje posterior en 'X'.

En cuanto a récords rotos, la temperatura media del agua del mar en las zonas circundantes de España superó por primera vez los 20ºC desde, al menos, 1940, aunque en otoño se produjo un descenso brusco y prolongado en zonas del Mediterráneo.

Todas las zonas marítimas tuvieron aguas más cálidas de lo habitual, y las de Canarias llegaron a superar su valor normal en más de 1ºC. Estos datos confirman que todas las políticas de mitigación y de adaptación al cambio climático son "absolutamente esenciales", según ha señalado la presidenta de AEMET, María José Rallo.

"Estamos trabajando intensamente desde AEMET para ser una herramientra a disposición de la sociedad que tenga cada vez más productos específicos de este ámbito más climático (...) que luego contribuyan a facilitar la toma de decisiones en todos los ámbitos sectoriales", ha señalado.

Un verano entre el 20% más cálido

A estas alturas del año, Del Campo ha señalado que ya se han registrado 19 récords de calor, "cuatro veces más de lo que sería esperable en un año completo". De cara al verano, ha considerado que hay una probabilidad "bastante alta" de que esté entre el 20% de los veranos más cálidos de la serie histórica.

A nivel global, el 2024 va a volver a ser "seguramente" si no el año más cálido, uno de los más cálidos, según el portavoz. Además, ha recordado que el fenómeno de La Niña, que va a estar activo en verano, suele coincidir porque lo favorece que la temporada de huracanes en el Atlántico sea más intensa de lo normal.

"Están todos los meteorólogos especializados en ciclones tropicales muy pendientes de la temporada porque es posible que sea más intensa que otros años", ha señalado