Una mujer con una bengala durante la marcha por el Día Internacional de los Trabajadores, a 1 de mayo de 2023, en Bilbao

Todo lo que debes saber sobre la celebración del Primero de Mayo

El Día del Trabajador tiene su origen en el siglo XIX, tras los Sucesos de Haymarket

Hoy, 1 de mayo, el mundo conmemora el Día Internacional del Trabajador, una fecha emblemática que recuerda la lucha histórica de los trabajadores por sus derechos laborales y sociales. Desde sus orígenes en los Sucesos de Haymarket en 1886, esta jornada ha sido un símbolo de unidad y acción colectiva en favor de mejores condiciones de trabajo.

Los Sucesos de Haymarket, ocurridos en Chicago en 1886, marcaron un hito en la historia de la lucha obrera. Trabajadores estadounidenses se movilizaron para exigir la jornada laboral de ocho horas, un derecho básico que en ese entonces estaba lejos de ser una realidad. Estas protestas culminaron en una manifestación el 1 de mayo, donde se produjo un trágico enfrentamiento entre trabajadores y la policía, dejando varios muertos y heridos. A pesar de la represión, el legado de Haymarket se extendió por el mundo y el 1 de mayo se convirtió en una fecha de reivindicación y solidaridad para la clase trabajadora.

El Primero de Mayo en España

Desde su fundación, tanto la Unión General de Trabajadores (UGT) como Comisiones Obreras (CCOO) han sido pilares fundamentales en la defensa de los derechos laborales en España. Han trabajado incansablemente por garantizar condiciones justas de trabajo, salarios dignos, seguridad laboral y el reconocimiento de los derechos sindicales.

UGT y CCOO han desempeñado un papel crucial a lo largo de la historia española en la defensa de los derechos de los trabajadores y en la conmemoración de este día. Ambos sindicatos han organizado manifestaciones, concentraciones y eventos para visibilizar las demandas y preocupaciones de los trabajadores, así como para reafirmar la importancia de la solidaridad y la unidad sindical.

Durante este día, estas organizaciones llevan a cabo actividades que van más allá de la celebración. Se enfocan en temas como la precariedad laboral, la igualdad de género en el trabajo, la protección de los derechos de los trabajadores migrantes y la adaptación al cambiante panorama laboral y tecnológico.

El 1 de mayo también es un recordatorio de los desafíos actuales que enfrentan los trabajadores. La automatización, la globalización económica y los cambios en las formas de empleo son algunos de los temas que requieren atención y acción sindical. En este sentido, UGT y CCOO continúan siendo actores clave en la búsqueda de soluciones y en la defensa de un trabajo digno y seguro para todos.