Una mujer, bañándose en el mar

Uno de cada tres españoles admite tener algún tipo de problema de salud mental

Así lo refrenda un estudio del Grupo AXA, situando a España por encima de la media de países como Suiza o Francia

En los últimos años, el tema de la salud mental ha adquirido una relevancia sin precedentes en España, con cifras alarmantes que sitúan al país a la cabeza de Europa en términos de sufrimiento psicológico. Según un estudio reciente del Grupo AXA, que abarcó a 16 países europeos, un tercio de los españoles admite tener algún tipo de problema de salud mental, con un 34% de la población afectada. Este dato supera el promedio de países como Suiza o Francia, aunque se encuentra por debajo de Estados Unidos y Reino Unido.

El informe detalla que el 17% de los españoles sufre de depresión, una de las tasas más altas de Europa, mientras que un 16% padece de ansiedad, fobias o trastornos de estrés post-traumático. Además, un preocupante 16% de los ciudadanos recurre a somníferos, ansiolíticos o antidepresivos semanalmente, y un 27% lo hace al menos una vez al mes. Estas cifras reflejan una realidad preocupante en cuanto al estado de la salud mental de la población española.

La directora de Salud de AXA España, Elena Flores, ha destacado que la salud mental es un problema de primer nivel en el país, subrayando la alta incidencia de diagnósticos realizados por profesionales sanitarios. Por otro lado, Francisco Santolaya, presidente del Consejo General de la Psicología de España, enfatiza la necesidad de contar con suficientes recursos de profesionales en psicología para mejorar el bienestar emocional de los ciudadanos y hacer frente a esta creciente preocupación.

El estudio también aborda el tema del estrés, revelando que el 62% de los españoles se siente bastante estresado, una cifra que ha ido en aumento en los últimos tres años. Este panorama refleja el incremento del consumo de medicación relacionada con la salud mental y pone de manifiesto los desafíos a los que se enfrenta la población en términos de bienestar emocional.

Entre las principales causas del malestar manifestado por los encuestados en los últimos meses se encuentran el sufrimiento psicológico general (34%), los problemas financieros (28%), y el aislamiento social (25%). Estos factores contribuyen al deterioro del bienestar mental de los españoles, quienes acuden a centros médicos con mayor frecuencia que en otros países según el estudio. Un 65% de los participantes afirmó haber visitado a un especialista por problemas de bienestar mental en el último año.

En medio de esta creciente preocupación por la salud mental en España, se destaca el juicio contra un sacerdote en la Audiencia Provincial de Cuenca, acusado de abusos sexuales a menores y ciberacoso sexual. La fiscalía solicita once años y medio de cárcel, lo que refleja la seriedad con la que se están tomando los delitos que afectan el bienestar psicológico y emocional de los más jóvenes.