Hospital - Cabra

Detienen a un limpiador por violar a una cabra en la Complutense

La directora del Hospital Veterinario denunció los hechos ante la comisaría de la Policía Nacional de Fuencarral

La Policía Nacional ha detenido a un empleado de limpieza por violar una cabra en el Hospital Veterinario de la Universidad Complutense de Madrid, ha informado un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 25 de mayo por la mañana en este hospital situado en la avenida Puerta de Hierro. Una estudiante que había visto cómo un trabajador de la limpieza realizaba posturas raras con una cabra hospitalizada, empotrándola contra una pared, por lo que avisó de lo observado a los responsables del centro.

Ante la sospecha de que pudiera tratarse de una agresión sexual, la directora del Hospital Veterinario denunció los hechos ante la comisaría de la Policía Nacional de Fuencarral.

Posteriormente, al animal se le realizó una citología vaginal, con la que se observaron en su aparato reproductor "estructuras compatibles con espermatozoides".

Estos restos biológicos fueron cotejadas con el ADN del empleado, resultado compatibles. Por ello, agentes de la comisaría de Moncloa detuvieron a esta persona el día 28 acusado de un delito de maltrato animal. Se trata de un ciudadano español de 43 años y que ya ha sido aportado provisionalmente de su puesto de trabajo, ha publicado el diario 'El Mundo'.

La legislación en España

En España, el Código Penal prohíbe explícitamente estas prácticas. El artículo 337 del Código Penal considera estos hechos como maltrato animal. En respuesta a la creciente preocupación por el bienestar animal, las penas por maltrato se han endurecido en los últimos años. La legislación española ha avanzado significativamente, reflejando una mayor protección y conciencia sobre los derechos de los animales.

Un problema global

A pesar de las legislaciones más estrictas en algunos países, los abusos sexuales en animales continúan siendo un problema global. Estos actos no solo representan una violación de los derechos de los animales, sino que también revelan profundas fallas en la educación y la moralidad humana. 

Hay algunos casos que han trascendido a los medios en los últimos años a nivel global. Por ejemplo, en 2022, Christina Calello y Geoffrey Springer fueron arrestados en Florida por participar en actos sexuales con su perro. Según informaron los medios locales, Calello realizó diversas actividades sexuales con su mascota mientras Springer filmaba todo. Este perturbador caso es solo uno de muchos que han salido a la luz, destacando la gravedad de este tipo de abusos.