El cable de cobre recuperado por los Mossos

Dos arrestados en municipios de Girona por robar cable de cobre

Los arrestos se hicieron los días 24 y 28 de este mes por parte de los Mossos

Los Mossos d'Esquadra detuvieron entre el 24 y el 28 de mayo a dos hombres en La Cellera de Ter (La Selva) y a un hombre en Sant Julià de Ramis (Gironès) por presuntamente robar cable de cobre.

El primero de los hechos tuvo lugar el 24 de mayo, cuando los agentes recibieron el aviso de que en la zona del carril bici de La Cellera de Ter había hombres que "podrían estar cortando cable telefónico", según un comunicado este jueves.

Los agentes se desplazaron hasta el lugar y, con los datos facilitados por unos testigos, localizaron un vehículo ocupado por dos personas y lo detuvieron.

Durante el registro del coche, comprobaron que el maletero estaba "lleno de cables de cobre" --unos 80 kilos--, y también localizaron herramientas necesarias para sustraerlo, como navajas, tenazas, guantes, linterna y destornilladores; ante las evidencias quedaron detenidos.

Segunda detención 

La segunda detención se produjo el 28 de mayo sobre las tres de la madrugada en la zona de Sant Julià de Ramis, cuando agentes que circulaban por la AP-7 observaron un vehículo que reducía la velocidad al detectar la presencia policial y posteriormente aceleraba.

Los agentes le hicieron indicaciones para salir de la AP-7 y, una vez fuera de la autopista, el vehículo "aceleró bruscamente y se dio a la fuga a gran velocidad", hasta que los Mossos detuvieron el vehículo en la C-66.

En el interior de la furgoneta comprobaron que había 100 kilos de cable de cobre y una sierra, y el conductor quedó detenido por un delito de robo de cobre y por desobediencia a los agentes de la autoridad, mientras que los otros dos ocupantes del vehículo huyeron por el bosque.

Empresas de gestión de residuos

Los Mossos d'Esquadra han intensificado las inspecciones a empresas de gestión de residuos, y el 28 de mayo en una nave de Sils (Girona) intervinieron 1.326 kilos de cobre.

La empresa no presentó la licencia de actividad ni pudo acreditar que cumpla el registro obligatorio ni de comunicación de las operaciones de compraventa, y los responsables tampoco pudieron acreditar el origen del cobre localizado en el interior del local, por lo que los agentes levantaron actas de incumplimiento.