Fachada del Hospital Fundación Instituto San José

Un paciente mata a un enfermero de Madrid por una patada en los testículos

El trabajador cayó al suelo lateralmente, perdió temporalmente la consciencia y se quedó pálido sin poder moverse unos instantes

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha denunciado a la Orden de San Juan de Dios, propietaria y gestora del Hospital Fundación Instituto San José (Madrid), por la muerte de un trabajador que falleció después de haber sido agredido por un paciente del centro.

La Secretaría de Salud Laboral de CCOO Sanidad Madrid recoge en la denuncia que no se aplicaron los protocolos de agresión en el entorno laboral, que la empresa no adoptó las medidas preventivas adecuadas, y que el trabajador fallecido, así como el resto de los profesionales, no cuentan con la formación suficiente y adecuada para enfrentarse a circunstancias como esta.

El pasado 15 de febrero de 2024, a las 17:30 horas, en el pabellón San Nicolás del Hospital Fundación Instituto San José, el trabajador, Juan Alfonso R.P., de 57 años y con categoría profesional de Técnico en Cuidados de Auxiliar de Enfermería (TCAE), se encontraba realizando sus funciones habituales en el turno de tarde cuando un paciente se acercó a él le cogió por los hombros y le propinó una fuerte patada en los testículos desde abajo.

El trabajador cayó al suelo lateralmente, perdió temporalmente la consciencia y se quedó pálido sin poder moverse unos instantes. Fue trasladado a la Enfermería, donde recibió asistencia sanitaria por parte de una enfermera, pero no asistencia médica. Le mantuvieron en reposo hasta las 19:00 horas, pero en ningún momento fue atendido por un profesional médico. Transcurrido ese tiempo la empresa le facilitó un parte de asistencia para que acudiera a la mutua y, dada la hora, no podía acudir hasta el día siguiente. Ya fuera de las instalaciones del hospital el trabajador falleció.

En la denuncia de CCOO, se indica que los delegados y delegadas de Prevención de este centro, en reiteradas ocasiones habían alertado a la Dirección de la empresa de que era necesario tener un protocolo en caso de agresiones físicas, a lo que la empresa había hecho caso omiso.

Además, los representantes sindicales aseguran que la empresa se había negado a tomar medidas preventivas adecuadas y era evidente la falta de personal sanitario para atender y contener en caso de necesidad a este perfil de pacientes.

CCOO denuncia la posible existencia de responsabilidad empresarial, ya que en este accidente mortal existe una relación directa de causalidad entre las lesiones sufridas por este trabajador y la infracción del ordenamiento vigente en materia de seguridad y salud. “Entendemos que la causa básica que contribuye a la materialización del accidente laboral con resultado de muerte es la ausencia de medidas de seguridad, y la no aplicación de protocolo de agresiones”, según el secretario de Salud Laboral de CCOO Sanidad Madrid, Manuel Barroso.

Y añade que: “es evidente que no existían medidas preventivas adecuadas ni el personal cuenta con formación suficiente y adecuada para hacer frente a este tipo de conflictos en el centro sanitario. Por ello, hemos denunciado estos graves hechos en la Inspección de Trabajo y exigimos que se depuren todas las responsabilidades civiles y penales por esta nueva agresión con resultado de muerte”.