Imagen de Omar bin Omran al ser encontrado tras 17 años secuestrado

Un perro encuentra a un familiar secuestrado hace 27 años en un agujero cerca de casa

El joven creía que estaba bajo la influencia de un hechizo

Un hombre que desapareció hace casi 30 años ha sido encontrado viviendo a pocos metros de su casa familiar después de haber sido "secuestrado" por su vecino.

La víctima, identificada únicamente como Omar Bin Omran, desapareció en la ciudad argelina de Djelfa hace 27 años, cuando sólo tenía 17 años.

Su familia asumió que había muerto durante la guerra civil entre el gobierno del país norteafricano y varios grupos rebeldes islamistas, que se prolongó durante 10 años a finales de los años 1990 y principios de los 2000.

Pero resultó que todo el tiempo había vivido a sólo 200 metros de distancia, en un agujero en el suelo cubierto por montones de heno debajo del redil de ovejas de su vecino.

El periódico argelino El Khabar sugiere que el perro de la familia de Omar reconoció un olor familiar y empezó a rastrar con intensidad la zona donde estaba retenido el joven secuestrado. El perro fue envenenado por el secuestrador en un intento de alejar a la familia. 

Imágenes de video borrosas de su rescate muestran a las autoridades iluminando con antorchas el pozo donde Omar estaba cautivo, mientras él los mira desconcertado.

Las autoridades locales han confirmado que un hombre de 61 años, que se cree que es un funcionario público, ha sido arrestado en relación con el presunto secuestro.

Finalmente fue descubierto después de que el hermano del captor publicó quejas en las redes sociales y expuso el hecho públicamente, supuestamente por una disputa por una herencia.

Tras verlo, la familia de Omar irrumpió en la casa en un intento desesperado por encontrarlo. Cuando finalmente fue descubierto, su presunto captor intentó huir antes de ser inmovilizado y luego arrestado.

La madre de Omar murió trágicamente sin saber nunca el destino de su hijo. Las autoridades han prometido que el "autor de este atroz crimen" será juzgado con "severidad".

El joven podría haber sido sometido a manipulación psicológica, ya que medios argelinos informaron que Omar dijo que no había podido pedir ayuda debido a un hechizo que su presunto secuestrador le había lanzado.